Masaje Sonoro

Alquimia sonora para armonizar el ser

Sumérgete en el sonido armonizado de los cuencos tibetanos musicales

La intención del masaje sonoro es apelar a la capacidad innata del ser humano de responder a los estímulos musicales. A través de la experiencia musical interactiva aportamos bienestar, relajación, mejora de la ansiedad y del insomnio. 

Desde mi experiencia, el masaje sonoro aplicado a personas con discapacidad intelectual,  aumenta la comunicación y la interacción, incrementa la participación social y el sentimiento de pertenencia al grupo, la relajación y el desbloqueo de tensiones físicas. Gracias a los masajes sonoros se crea un nuevo marco comunicativo donde la palabra es innecesaria y las reacciones del paciente increíbles, repercutiendo en beneficios tanto físicos, como psíquicos y sociales.

¿Qué hace especiales estos cuencos y esta formación?

Los cuencos tibetanos de alta calidad están diseñados para obtener la mejor respuesta en las personas. Unos cuencos mal seleccionados, combinados erróneamente o de mala calidad pueden provocar efectos indeseables para la salud. Los cuencos tibetanos que puedes encontrar en la tienda son de alta calidad para asegurar un sonido virtuoso y longevo, un cuenco que mantenga sus fantásticas características acústicas a lo largo de los años.  

 

 Entra en la tienda online

 

Asimismo, para darte el mejor servicio posible, he diseñado una formación muy innovadora pensada para personas sin ninguna o poca formación musical. Con mi sistema aprenderás en pocas sesiones todo lo necesario para sacar el máximo jugo a tus cuencos. Además, a diferencia del sistema tradicional en que era necesario tener una gran colección de cuencos, con mi sistema solo necesitarás unos pocos cuencos juntamente con las grabaciones que te proporcionaré creadas y grabadas por mi que suplirán el resto de cuencos.

 

 Apúntate a mis cursos

 

Los masajes sonoros tienen un gran efecto terapéutico en nuestro organismo.

El masaje sonoro tiene un efecto directo en la frecuencia de las ondas cerebrales. Calma la mente y resuena directamente en el organismo, facilitando un adecuado flujo energético. Un gran número de estudios demuestran que la música tiene una incidencia directa en nuestro organismo y que los estadios de relajación profunda optimizan nuestra respuesta inmunológica. Y esta relajación profunda es el efecto más evidente del masaje sonoro.

Testimonios

Laia Colom

"A diario, desde que facilito masajes sonoros siguiendo el sistema de Xevi Compte, me sigo sorprendiendo del impacto que causa en todos los usuarios. En cualquiera de los ámbitos donde he podido facilitarlos (gente mayor, discapacidad infantil, personas en riesgo de exclusión social) he podido comprobar el estado de calma profunda y de conexión que experimentan los diferentes usuarios. Todos intentan expresar la sensación de paz, de bienestar, de incorporeidad, de fusión con el sonido, con el todo, que los cuencos tibetanos les hacen sentir. Las palabras pueden variar, algunas son más sofisticadas y otras más frescas y espontáneas, pero las miradas mágicas de todos los usuarios cuando abren sus ojos son las mismas. Es aquella mirada limpia de quien ha vivido una experiencia muy profunda y reveladora, y busca un interlocutor que lo comprenda. Y yo, sólo puedo sonreir como para decirle: "sí, se donde has estado, y es fantástico." Lo que más me emociona día a día es ver la universalidad de esta experiencia, es para todos y sin duda llega a todo el mundo. No depende ni de nuestras creencias, ni de nuestra cultura, edad o capacidad. El sonido sagrado nos penetra a todos y nos retorna al lugar de donde venimos. Ésta es la magia de los cuencos."

Laia Colom - Musicoterapeuta.

 

Alba Pagerols

"Este año gracias a la formación que pude recibir de manos de Xevi Compte, en el  Centre d’Educació Especial Ventijol hemos podido ofrecer a nuestros alumnos los masajes sonoros con cuencos tibetanos. El hecho de poder disponer de un juego de cuencos afinado y de unas grabaciones hechas específicamente para nuestros cuencos ha abierto una puerta mágica a nuestros alumnos con necesidades especiales. Todos y cada uno de ellos reaccionan al masaje de forma especial, y nos demuestran día a día que para ellos son unos momentos de paz muy importantes. Cada vez que los cuencos vibran, las cosquillas recorren sus cuerpos, y las notas flotan en el aire durante tanto tiempo que se suman unas a otras haciendo una especie de armonía cósmica. Les gusta notar como estas sensaciones tan intensas entran por los pies, por las orejas, por la espalda y convierten su cuerpo en música. El masaje sonoro los hace vibrar, los hace volar y los relaja tanto que semana tras semana esperan de nuevo la sesión para volver a convertirnos en música."

 Alba Pagerols - Maestra de Música C. Educació Especial Ventijol - Blanes